Saltar al contenido
DEPELLETS.TOP

¿Cómo funcionan las estufas de pellets?

como funciona una estufa de pellets

El funcionamiento de las estufas de pellets es realmente sencillo.

Los pequeños cilindros de serrín prensado se cargan por el acceso que hay en la zona superior.

La cantidad que hayamos abastecido va pasando gradualmente y de manera automática al cenicero o quemador por una tolva que es un mecanismo en espiral que se encarga de ir dosificando al calefactor la cantidad de material a consumir, gestión que podemos controlar nosotros según la necesidad de intensificación del calor que tengamos.

Pulsamos el botón de encendido que hay en la parte superior (normalmente es manteniéndolo pulsado durante 2 segundos) y tras breves minutos de calentamiento en los que veremos como caen y combustionan los primeros que provocarán llama, de forma limpia y segura y sin que tú hayas tenido que acercar tu mano al fuego, se pone todo su mecanismo en marcha.

caldera saunier duval
Sección transversal del funcionamiento y componentes de una estufa de pellets

 

Los pellets van siendo desplazados poco a poco por la tolva al cenicero o quemador y comienzan a combustionarse los pellets.

Dentro del funcionamiento de una estufa de pellets, el inicio del quemado será el único momento en el que veamos humo, que tras prender la llama dejará de salir. Es precisamente una de las cacterísticas que las diferencian del resto de estufas.

Es el momento en el que se genera el calor. Un indicador del panel superior nos indicará la temperatura exterior. Este índice de temperatura podemos aumentarlo si subimos la combustión.

En los modelos normales el aire sale al exterior por su rejilla frontal, pero en las canalizables termoestufas o hidroestufas el calor resultante puede derivarse mediante un dispositivo térmico interior bien hacia un “suelo radiante” que mantendrá caliente el piso de nuestro hogar o bien con agua a un circuito de radiadores.

Todo lo concerniente a su inicio o paro en el funcionamiento puede controlarse con un mando a distancia, pudiéndose programar de la forma que nos resulte más cómoda o manteniendo una temperatura constante en nuestras dependencias.

Incluso podemos descargarnos aplicaciones a nuestros móviles para que cuando lleguemos a casa ya esté funcionando y manteniendo un ambiente cálido y confortable.